Un viaje de diez mil kilómetros empieza por un solo paso.

Muchas veces queremos emprender nuestro viaje de desarrollo personal y profesional, pero debemos de comenzar a hacerlo real, tenemos que ser objetivos, claros, sinceros con nosotros mismos y concisos. Todo pequeño paso sirve para prolongar el camino, el único límite a nuestros logros de mañana está en nuestras dudas de hoy. Adelante tienes todo un camino por recorrer y descubrir. No te podrás desarrollar si tú mismo te pones las dificultades, tenemos que aprender que todo fracaso es una experiencia y toda experiencia es un éxito. El secreto es la constancia .El desarrollo laboral y personal de cada uno de nosotros, depende de nuestra actitud y aptitud, ya que cada proceso enseña algo, que necesitamos aprender en nuestra vida, tenemos toda la vida por delante para pulir nuestros defectos, y toda la vida por detrás para acumular virtudes. Las oportunidades no son producto de la casualidad, más bien son el resultado del trabajo constante.

Tenemos que comenzar a pensar que hoy puede ser el día en que tu vida cambie por completo, tú puedes lograr cualquier cosa que te propongas, aunque no lo parezca, todos tenemos en nuestro interior la fortaleza suficiente para conseguir lo que deseamos, solo hay que mentalizarnos en obtenerlo.

Pero para ello tenemos que tener una variable en cuenta y es estar en contacto con la sociedad en la que vivimos y no con la sociedad que nos gustaría vivir, pues es ella quien nos da la respuesta a nuestras circunstancias, no podemos desarrollar un modelo de negocio que no interactúa con la sociedad, la cuestión no es “¿qué es lo que tengo que la sociedad me tiene que comprar? , sino ¿qué necesita la sociedad  en este momento?, pueden parecer muy similares ambas cuestiones pero en la primera no existe empatía , simplemente hay  una obligatoriedad o carácter imperativo, sin embargo en la segunda cuestión la persona interactúa con el medio, con la sociedad establecida, se retroalimenta y toma la decisión , esto es lo que diferencia a un emprendedor de un buen emprendedor. Si el sol brilla cada día sobre ti, quiere decir que tienes la fortuna de estar en este mundo, la gran oportunidad de luchar por lo que amas, no te detengas y consíguelo. Como postulaba Darwin “no es el más fuerte, ni el más inteligente el que sobrevive, sino el más capaz de adaptarse a los cambios”.

Es necesario colmarnos de coraje y mucha fortaleza para continuar por el camino, aún sabiendo que existen grandes piedras que tendremos que atravesar. Sigamos siempre adelante con optimismo. Las personas que no creen en sus sueños son aquellas que no tienen el coraje de perseguirlos.

Muchas veces el entorno y nosotros mismos estamos rodeados de negativismo , es un negativismo contagioso, al igual que evitamos el poder contagiarnos de cualquier virus, por qué no hacemos lo mismo con los ambientes negativos, por qué no empezamos por nosotros mismos a ver las cosas de manera positiva, no precisa de un esfuerzo extraordinario sólo  necesitamos de un cambio de posicionamiento para tener una vida mucho mejor, sacarle el aprendizaje y la parte positiva a todo lo que sucede en nuestra vida es el mayor regalo que nos puede dar la vida, no es fácil , pero nadie dijo que imposible. El mundo da muchas vueltas y si en este momento estás abajo, tú esfuerzo y coraje te pueden llevar a la cima más pronto de lo que imaginas, tan solo hazlo.

En nuestra vida conoceremos y nos comunicaremos con varios tipos de personas:

  1. Los que hacen que las cosas pasen 
  2. Los que miran las cosas que pasan
  3. Los que preguntan ¿qué pasó?

Tú solo lo decides, nadie más lo va hacer por ti.

Otro de los puntos importantes en nuestro desarrollo es el compromiso, si queremos que nuestra meta u objetivo se cumpla debemos y tenemos que estar comprometidos al cien por cien, sin dudar en ningún  momento, comprendiendo que si aparecen dudas, estas sirven para mejorar , desarrollar aún mejor la idea inicial y para fortalecerla con la propia experiencia. No es grande aquel que nunca falla si no el que nunca se da por vencido.

¿Cómo detectar el compromiso? Cuando nosotros mismos sentimos que luchamos por algo más importante que nosotros mismos, y que nuestros intereses.

 “¿Quién  me he creído para ser brillante, espléndido, talentoso, sensacional?”, pero en realidad, ¿quiénes nos hemos creído para no serlo?...
 

Antonio Muñoz Boluda

No hay comentarios:

Publicar un comentario